Los efectos de la educación sobre la reducción de la pobreza y la desigualdad han sido ampliamente reconocidos en los debates académicos contemporáneos. De hecho, la educación es concebida como uno de los principales vehículos para romper con los procesos de desventaja y exclusión social, en la medida que ‘equipa’ a los individuos con aquellos recursos y habilidades, tanto cognitivos como no cognitivos, necesarios para la inclusión social. La relación de la educación con la pobreza, la desigualdad y la exclusión social, sin embargo, no es mecánica ni lineal. Al contrario, si bien la educación tiene un gran potencial para romper los círculos de desventaja social también tiene un rol activo en la producción y reproducción de los mismos. Esta línea de investigación, por tanto, pretende estudiar las relaciones complejas y multidireccionales entre educación, pobreza y exclusión social, dando respuesta a los siguientes interrogantes:

1. ¿Hasta qué punto y en qué condiciones la inversión educativa genera procesos de movilidad social ascendente, consiguiendo reducir la pobreza y la exclusión social?

2. ¿Cuáles son los efectos de la pobreza sobre la educación? ¿Cómo repercuten las condiciones y experiencias de pobreza en las prácticas, disposiciones y oportunidades educativas de familias, alumnado y profesorado?

3. ¿Cómo se reflejan los procesos de empobrecimiento contemporáneos sobre las expectativas, decisiones y trayectorias educativas de los y las jóvenes?

4. ¿Cuáles son las diferentes expresiones y manifestaciones de la exclusión educativa? ¿Cuál es la relación entre formas de exclusión educativa y formas de exclusión social?

5. ¿Qué tipo de políticas educativas se llevan a cabo para abordar la relación entre educación, pobreza y exclusión social?

Spanish